Mediante su aplicación limita o impide el movimiento que causa el dolor.

Se utiliza en lesiones agudas que necesitan un control del movimiento, pero no un inmovilización completa de la articulación, ya que se ha demostrado que así la recuperación es mucho más rápida y eficaz.